Disfrutate

“Disfrutate” me dijo alguien al ver una de mis historias de Instagram en la playa y me dejó pensando. Siempre hablamos de disfrutar de lo que tenemos, de lo que nos rodea, de la familia, amigos, lugares…pero nunca de disfrutarnos a nosotros mismos.
¡Es algo genial!
Estamos con nosotros mismos siempre, mucho más tiempo que con nadie. Disfrutarnos implica cuidarnos, mimarnos, estar bien, querernos, y aprender que somos todo lo que necesitamos. Las demás personas que nos rodean sienten la energía que irradiamos cuando estamos bien y seguro se contagian.

Es re difícil aprender a no creer que necesitamos siempre a otro para poder ser, pero son años y años de prácticas fallidas. Cuando somos nuestra mejor compañía, y aprendemos a querer nuestro espacio, nuestros tiempos, nuestros momentos, dejamos entrar sólo a personas que sepamos que van a estar en la misma sintonía. Todo lo que haga mal queda afuera.

Disfrutar, vivir, cuidar. Ahora y para adelante.
Sabemos que ni el pasado ni el futuro son cosas que podamos modificar, ¿no? Quizás podemos hacer cosas para mejorar lo que pensamos que pueda pasar en el futuro, pero no lo sabemos.

Me vine unos días de vacaciones con mi familia, y medio a la fuerza me he dado el lujo de estar presente, de darle el lugar que las cosas merecen. Por un lado porque tengo más tiempo para dedicarle a las pocas tareas de mi día a día, y por otro, porque las actividades que hago, son casi todas con ellos.
Hoy salí a tomar unos mates con mi madre, y decidí no agarrar el celular por un buen rato. Disfrutarla, charlar, y escuchar cada una de las cosas que tenía para hablar. A veces está bueno poner en pausa todo lo demás, y estar totalmente presentes en el momento y en lo que estemos haciendo. Disfrutar de los detalles.

Me ha pasado muchas veces de entrar a darme un baño y sentirme agradecida, de algo tan simple, tan cotidiano y tan reparador.
Algunas personas creen que estar presente, o vivir el ahora es que no te importe más nada que el hoy, y no va en eso, son cosas totalmente diferentes.

Todos tenemos que tener una cuota de preparación para el futuro, hacer planes, querer tener un mañana, para poder trabajar en lograr esas metas, sino el estar hoy no sé si tendría sentido.

Yo te invito a que lo próximo que hagas, así sea salir con un amigo, tomar una taza de café, darte unos minutos más para estar en la cama, llamar a un familiar, ir al super a hacer compras o irte a la playa, lo que sea que hagas, estés presente. Estés en ese momento, sin pensar en lo que vas a hacer en la noche, o mañana, o en las preocupaciones del trabajo. Animate a pedirle al que te gusta que venga a dormir con vos. Disfrutá de un buen amanecer en la azotea, sintiendo que el sol va calentando el día.

La gente se muere en un instante. ¿Te parece que no hay que vivir? ¿arriesgarse? ¿dejarse de pensar ochocientas veces las cosas?
Saltemos, vivamos, viajemos, bailemos, AHORA.

Vas a ver que es re lindo disfrutar ese momento, inclusive sin tener que sacar quinientas fotos para mostrarle al mundo lo que estás haciendo.

Hacelo y contame que tal :)

Te mando un abrazo enorme.


Share This

Copy Link to Clipboard

Copy