¿Es tan difícil?

¿Quién mierda nos hizo tanto mal?


¿A quién hay que culpar? Porque si, en este caso no me puedo hacer cargo de estar toda rota. ¡Mirá que hago lo posible, y a veces lo imposible!


¿Quién nos desconfiguró tanto, al punto de no creernos merecedores del amor? 


Parece que es tan fácil cruzarse en esta vida con alguien que nos responda los mensajes, que busque cualquier excusa para hablarnos, o vernos, que nos diga cuando nos extraña, que demuestre que tiene ganas de estar con nosotros, así sea mirando el techo, o viendo moverse los árboles en la calle, no importa.

Estar, ser, sentir. 


Alguien que le brillen los ojos al vernos, como si hubieran pasado 30 años y en realidad lo viste hace media hora. 


¿Tan difícil?

Share This

Copy Link to Clipboard

Copy