No digas que no

Sos un león queriendo dejar de fumar.

Una vez le comenté a mi psicólogo que me había anotado bien en grande en la agenda “NO LE ESCRIBAS MÁS, NO LE MANDES MENSAJES” y lo que me dijo fue que modifique eso, que no me diga que “no” a mi misma, que siempre trate de buscarle la vuelta a las cosas para que no tomen ese tono negativo.

Acabo de llegar a casa. Me había ido a la rambla a agarrar un poco de viento en la cara, con los auriculares bien metidos y con buena música.

Llevé un libro, pero fue al pedo.

Bajo del ascensor, entro a casa, me fui al baño, me miré a los ojos y me largué a llorar.
¡Obvio! ¿qué esperabas? A vos misma no te vas a mentir, morocha! Acá sabemos bien clarito lo que está pasando.

Me dije ¡NO, BASTA! y me acordé del psicólogo.
Me saqué la camisa que me estaba ahorcando, y no porque estuviera prendida, es bien flojita, me queda enorme, pero me estaba apretando el cuerpo.

No nos vamos a decir más basta. ¿querés llorar?
Llorá, dale, llorá, Florencia.
Llorá bien fuerte, y mucho.
Golpeá la mesa, caminá por la casa y gritá.
¿no aguantás la verdadera soledad que sentís ahora?
Bancatela, dale, Bancala, sufrila, entendela, y seguí bancando.

¿Quisiste apagar el fuego con más combustible?

¿Quisiste hacer más llevadera la soledad acompañándola?

Ahora banque.

Ya le mandé un mensaje puteándolo, si. Pero no quiero putearlo, quiero abrazarlo fuerte.

Estas como un león, pero enjaulado. La puta madre.

Caminá por la casa, caminá, pateá las cosas.
Andá y mirate al espejo y date cuenta lo fea que te queda esa tristeza.

Me lavé la cara 5 veces, odio estar toda llena de lágrimas, pero salgo del baño y ya estoy igual de vuelta.

Llorá, gritá, decí las cosas que te quedaron guardadas.
Decilas.

Dale boluda. Decilas.

Acá eso de “Hay que ser fuerte para salir adelante” es una pe-lo-tu-dez. Me tiene podrida ser fuerte, me tiene podrida cada tanto estar pasando por esto, me tiene re podrida ser una blandita de mierda en el amor.

PO DRI DA.

Pongo la música, la saco. Apronto el mate, y sé que no lo quiero tomar.

Esto debe ser como el primer día de los que quieren dejar de fumar y yo no quiero engordar, así que no sé que voy a hacer.


Share This

Copy Link to Clipboard

Copy