Foto de mi misma para la nota que habla de mis defectos y virtudes

Soy. ¿Soy?

Recontra imperfecta. 

Muchas de las cosas que voy a escribir acá serán defectos o virtudes dependiendo del ojo que las lea. 

Soy amante de la lluvia en su máxima expresión. Sea para salir a caminar y saltar en los charcos,  para dormir una siesta, para leer ese buen libro que estaba pendiente o para escucharte contándome tus cosas hasta que vuelva a salir el sol. 

No sé hacer tortas fritas, pero te cebo mate si las querés hacer. A la mía ponele carita, si podés. 

Disfruto el dar y recibir amor, un montón. A veces, para algunas personas es mucho, pero soy así. 

Me encanta escucharte, saber de vos, ayudarte en tus problemas y darte consejos que yo no aplico en mi vida.

Valoro la lealtad y soy muy fiel. Eso no sé si es virtud o defecto.

Loca. Re loca.

Exagerada.

Soñadora.

Sensible y re llorona.

A veces peliculera, jurando Disney. 

Te acompaño al fin del mundo si querés.

Me entusiasma todo y me gusta meterle pasión a lo que hago. 

Soy bastante perfeccionista con mis asuntos, y a veces busco lo mismo en los demas. Puedo ser muy rompe huevos y no estar de acuerdo si las cosas no se hacen como yo quiero. ¿caprichosa o prepotente? Busquemos un punto medio. 

Amo el sexo, pero también los mimos.

Puedo ser dos polos opuestos en cuestión de minutos. 

Me vuelve loca no saber las cosas. Entre chusma y controladora. 

También soy muy pasional. Si realmente te quiero en mi vida, lo vas a saber. 

No sé querer a medias. 

Si me dejas cuidarte, soy una leona. 

Normalmente no puedo dormir más de nueve horas, me aburro de estar acostada.

Me aburren un montón de cosas y te lo digo, sin vueltas. O mi cara te las dice.

Me encanta salir a bailar pero no siempre. A veces prefiero una peli y un buen vino.

¿Dijo Bailar, señora? Me encanta, y limpiar la casa con la música fuerte también. 

Me encanta pintar, hacer manualidades, aunque no soy muy buena. 

Amo la casa con rico olor y odio que me pidas perdón si no tenés vasos limpios.

Amo tener proyectos y conocer cosas nuevas. Mostrame otro mundo que voy con vos a recorrer cada rincón. 

Expresiva, y con una intensidad emocional que a veces complica a aquellos personajes que no estén preparados.

No le tengo miedo prácticamente a nada, salvo a las cucarachas cuando salen volando. 

Amo probar y cambiar. He aprendido a desarmar muchas de mis convicciones y a que me guste vivir de otra forma. 

No sé estar por muchas horas haciendo lo mismo, necesito moverme aunque cuando me siento a escribir puedo pasarme toda una tarde.

No me gusta que me juzguen, si me conocés decime las cosas, y sino, cerrá la boca. 

 

Y como no sé que más poner voy cerrando por acá. 

Share This

Copy Link to Clipboard

Copy