¿Te puedo contar algo?

Te quiero contar tantas cosas.
Siempre tengo algo para contarte. Una vez te dije que había tenido una pelea con un tipo en la calle, y que había necesitado tus brazos para llorar, pero preferí hacerlo mientras volvía a mi casa, caminando sola.

A veces te quiero contar bobadas de mi día, como memes que encontré y me hicieron acordar de alguna charla que tuvimos o cosas que hablé con mis compañeras de trabajo, y de lo crack que son. A veces, contarte mi felicidad.

Otras veces me gustaría contarte cosas más importantes, para saber qué opinás, y que me mires con esa cara que ponés, que no sé si me estás diciendo que no te importa, o estás observando cada uno de mis movimientos.

Tantas cosas te quiero contar.

A veces quiero contarte lo importante que sos para mi, o lo feliz que soy cuando estoy con vos, o contarte sobre la electricidad que me corre por el cuerpo cuando me decís cosas lindas.

A veces me gustaría contarte secretos, secretos míos y secretos nuestros. Contarte que muchas veces pensé un futuro juntos, y en lo lindo que serías como padre, y lo genial que sería irnos juntos a recorrer el mundo con la carpa y unas mochilas. Porque en definitiva no necesitamos nada más que eso. Y seguro te estés riendo porque sabés que no sé viajar livianita.

Otras veces me gustaría contarte cosas que hice, cosas de mi pasado, farras que me mandé con otras personas y lo mal que me sentí, y me siento. También tengo un montón de cosas para contarte sobre viajes que pretendo hacer, y en los lugares que pretendo vivir en un futuro, lugares que seguro no me hagan ovidarme de esos ojos hermosos que tenés.

¿Sabés? Haces que quiera ser transparente.

Share This

Copy Link to Clipboard

Copy